HISTORIA N° 11: Bloque Islandés



Cuando estaba en 6° grado conocí a Adam, un alumno de intercambio que trajo el colegio y le tocó vivir en mi casa. Venía de Islandia y no se le entendía nada, ni una palabra, ni la profesora lo podía entender. Le estaba costando un poco integrarse, por el idioma, nadie lo molestaba ni nada pero no le daban mucha bolilla, en los recreos sobre todo. En casa estaba súper cómodo y todo el día lo ayudábamos para que aprendiera a hablar castellano lo más rápido posible, pero no era sencillo. Hasta que un día a mamá se le ocurrió una idea genial. Fue al kiosco y compró 2 cajas de Block y se las dio a Adam para que los reparta a cada uno de sus compañeros. Me acuerdo que cuando llegó ese día Adam al colegio era un héroe, todos bancaron su gesto y desde ese momento todos quisieron estar con él. Ese día, gracias a esas cajas de Block hablamos todos el mismo idioma. Adam se fue de Argentina con un montón de amigos. Obvio, se llevó una caja de Block para Islandia. (Enviado por Emiliano de Villa Devoto)