HISTORIA Nº 42: Para que el bebé se muestre



Cuando ingresé a mi trabajo actual hace 9 años, estaba embarazada de Santy, mi hijo menor. Cuando tenía que hacerme las ecografías, como "mimo a la panza" mi jefa me dejaba un Bon o Bon en el escritorio con una notita que decía: "para que el bebé se muestre". Porque según ella y muchos médicos, comer algo dulce hace que los bebes se dejen ver. Ese día la eco salió fantástica, Santino no paraba de moverse. Y pude ver su tierna carita. Este recuerdo se lo contamos ya de grande y a veces, cuando por alguna razón tiene que venir a mi oficina , Santy pasa antes por un kiosco y trae 2 BonoBon: uno para mí, y otro para mi jefa Sara. (Historia enviada por Andrea, de CABA)