HISTORIA Nº 43: El viajo solo, pero acompañado



Mi nombre es Alejo y hay un montón de cosas que me gusta mucho hacer, pero 2 de ellas seguro son: viajar en bicicleta y comer turrones Arcor. Y hace dos años sentí que era el momento y emprendí una aventura que representaba todo un sueño y un desafío para mí: recorrer el país entero, ir de Ushuaia a La Quiaca, en Bicicleta. A cada lugar que iba, me compraba unos turrones para el camino. Y qué caminos. Fue una experiencia única, que me hizo amar más todavía mi país y darme cuenta de las verdaderas cosas que importan en la vida. Y si bien viajé solo, siempre me sentí muy bien acompañado. Por mi bicicleta, por los turrones y por mi Tierra. Viajando aprendí que lo más importante no es estar en un lugar, sino más bien tener siempre cerca las cosas que uno más quiere. (Historia enviada por Alejo)