HISTORIA Nº 64: Una vez en la vida



Hace unos 8 o 9 años, yo trabajaba en un negocio en el centro. Todos los días me tomaba el tren y después el subte para llegar al laburo y en la estación de tren que me bajaba siempre, había una chica nueva re linda que cortaba los boletos. Todos los días pasaba con el boleto en mano por ahí, por donde estaba ella. Me acuerdo que durante los segundos previos a llegar al momento que me cortaba el boleto, fantaseaba con decirle algo, hablarle, pero nunca me animaba. Hasta que un día... Llegaba tarde al tren y no pude sacar boleto, así que sabía que iba a tener que zafar y que era el momento para quedar muy canchero enfrente de ella. Aproveché que tenía un cabsha en la mochila, esa era mi jugada. Y cuando me tocó pasar por donde estaba ella en vez del boleto le di en la mano el cabsha. Me miró, la miré y seguí caminando como si fuera el rey del mundo. Al otro día volví a pasar muerto de vergüenza y como si me estuviera esperando cuando pasé agarró mi boleto y en la mano me puso el número de teléfono. Qué boleto ganador. Hace unos 8 o 9 años, yo trabajaba en un negocio en el centro. Todos los días me tomaba el tren y después el subte para llegar al laburo y en la estación de tren que me bajaba siempre, había una chica nueva re linda que cortaba los boletos. Todos los días pasaba con el boleto en mano por ahí, por donde estaba ella. Me acuerdo que durante los segundos previos a llegar al momento que me cortaba el boleto, fantaseaba con decirle algo, hablarle, pero nunca me animaba. Hasta que un día... Llegaba tarde al tren y no pude sacar boleto, así que sabía que iba a tener que zafar y que era el momento para quedar muy canchero enfrente de ella. Aproveché que tenía un cabsha en la mochila, esa era mi jugada. Y cuando me tocó pasar por donde estaba ella en vez del boleto le di en la mano el cabsha. Me miró, la miré y seguí caminando como si fuera el rey del mundo. Al otro día volví a pasar muerto de vergüenza y como si me estuviera esperando cuando pasé agarró mi boleto y en la mano me puso el número de teléfono. Qué boleto ganador. (Historia enviada por Matías, de Castelar)